Lo que NO es comunicar mejor para vender (más y) mejor

Lo que NO es comunicar mejor para vender (más y) mejor

Pasan las semanas, los meses, los años..., y me da la sensación de que aún queda algo de esa forma de pensar que vinculaba al vendedor (o comercial) a la mentira, al engaño, a la falsedad y a los intereses personales, un pensamiento que, de una u otra forma, implica también a aquellos que trabajamos la comunicación corporativa: personas que ayudamos a las marcas a engañar, a mentir y, por lo tanto, a vender.

¡Parémoslo!, la comunicación corporativa es muchas cosas, pero hoy os quiero hablar de los que NO es y de por qué no lo es, porque solo teniendo claro lo que NO es podremos conseguir los resultados que queremos:

1. La comunicación corporativa NO es, bajo ningún concepto, mentir. No lo es porque mentir sale caro, porque un cliente engañado es un cliente que no repite y recordemos que el objetivo de la comunicación es ayudar a la empresa también a vender más, pero sobre todo a vender mejor.

2. La comunicación corporativa NO es inventarse nada. No lo es porque su objetivo es dar a conocer lo auténtico, lo real de cada empresa y de su marca, su esencia. La comunicación corporativa que no es coherente no consigue resultados y, por lo tanto, comunicar no puede ser, en ningún caso, inventarse nada y sí debe ser, en todos los casos, sacar a la luz todo lo bueno que ya tienen la empresa y la marca.

3. La comunicación corporativa NO es invertir y echarse a dormir. No lo es porque las palabras se las lleva el viento y son los actos los que le dan fuerza. Una marca no se construye a golpe de billetes, sino más bien a golpe de trabajo y coherencia entre lo dicho y lo hecho.

4. La comunicación corporativa NO es ir en contra de nadie, sino más bien ir en favor de alguien o algo (tu empresa, tu marca). Basar tu comunicación en las debilidades de tu competidor y no en tus propias fortalezas pone tu éxito o fracaso en manos de un tercero.

5. La comunicación corporativa NO es disparar tiros al aire. Porque solo se alcanzan objetivos cuando tenemos claro cuáles son éstos y remamos hacia esa dirección.

Comunicación corporativa no es ninguna de estas cosas y, por supuesto, sí que es muchas otras cosas: ser honesto y coherente, trabajar por conseguir un objetivo, moverse para crear una marca creíble y fuerte...

Comunicación corporativa es comunicar mejor para vender (más y) mejor.

 

No hay comentarios

Agregar comentario