4 claves para comunicar en un networking con el fin de vender (más y) mejor

4 claves para comunicar en un networking con el fin de vender (más y) mejor

Los eventos de networking están en auge, lo que es una buenísima noticia. Cada uno de estos eventos es una gran y única oportunidad, no tanto comercial, pero sí a nivel comunicativo: permite ampliar la red de contactos, conocer nuevas personas y abrir miras.

Porque la venta no siempre es una consecuencia directa de la acción de vender y, sin embargo, siempre es una consecuencia de la acción de comunicar. Estar en contacto con las personas adecuadas, analizar posibilidades y oportunidades y estar en el momento adecuado en la mente de la persona indicada es imprescindible para no perder la cantidad de oportunidades que existen fuera de tu oficina.

¿Cómo comunicamos, pues, en un networking, para conseguir vender más y mejor?, ahí van nuestras 4 claves: 

1. Escucha más, habla menos. Es claro que lo que queremos cuando acudimos a un networking es que cuantas más (y más indicadas) personas conozcan nuestro proyecto y apuesten por él. Ese es nuestro objetivo, el nuestro y el de todos los asistentes. Así, si todos queremos hablar sobre nuestro proyecto, ¿quién va a escuchar? Pocas cosas hacen sentir tan bien a una persona como tener una audiencia entregada: sé esa audiencia entregada para cada una de las personas con la que cruces palabras.

2. Recuerda que calidad siempre es mejor que cantidad. El ansia por conseguir más tarjetas no te llevará a nada bueno, ¡relájate! Conocerse requiere de un tiempo, cierto es que en los networking disponemos de poco tiempo y de muchas personas, pero recuerda que siempre será más productivo que tres personas tengan una buena imagen de ti que cuarenta personas tengan tu tarjeta (sin una buena imagen de quién eres y qué aportas). Dedícale a cada persona el tiempo que merece de escucha activa.

4. Piensa en lo que puedes aportar. Si bien es cierto que, a sangre fría, todos preferimos que nos aporten antes que aportar, también lo es que la clave del éxito en las relaciones interpersonales está justamente en aportar a los demás. Acude al networking con una idea clara en la cabeza: vas a ayudar a cuantas más personas mejor. A la vez que escuchas atentamente a cada una de las personas con las que te cruzas, pregúntate de qué forma puedes ayudarles y, después, hazlo. Estoy segura de que te ganarás algo más que una buena primera impresión.

5. Acuerda un nuevo encuentro. Has compartido un rato agradable con unas cuantas personas que pueden aportarte y a las que puedes aportar. ¡No te quedes ahí!, busca una nueva oportunidad para el contacto, para seguir explorando vías de colaboración. Un networking es un espacio y un tiempo en el que plantar muchas semillas, el tiempo y los cuidados te llevarán a recoger los frutos un tiempo después.

¿Lo pruebas y nos cuentas? 🙂

No hay comentarios

Agregar comentario