Mis 3 grandes errores como #EmprendedoraSensible

Como puede que ya sepas, emprendí con 21 años, nada más salir de la universidad. Creé mi agencia de comunicación muy joven, sin tener ni idea sobre cómo se llevaba una empresa y siendo Altamente Sensible (aunque eso entonces no lo sabía).

De repente, me encontré llevando las redes sociales de muchos pequeños negocios a los que cobraba muy poquito y para los que trabajaba muchísimas horas. 

Yo era experta en textos y Jhon estaba empezando a desarrollar su carrera en imagen, así que pronto se unió a mi proyecto y empezamos a remar juntos.

Error 1. Pensé que necesitaba cobrar más para ser más feliz al frente de mi empresa.

El comienzo fue muy duro, lleno de lucha. Yo no me sentía cómoda en esa forma de emprender, y pensé que el problema era que no cobraba suficiente, así que empecé a buscar clientes más grandes, que pagaran mejor. 

Conseguí vender paquetes importantes de gestión de redes sociales, conseguí unos ingresos mensuales que no estaban nada mal y, de nuevo, sentí que mi empresa no me hacía feliz y, lo más peligroso todavía, que ya no me quedaban fuerzas para luchar.

Error 2. Pensé que necesitaba «crecer más» para ser más feliz al frente de mi empresa.

Entonces pensé que probablemente si daba un paso más en nuestro crecimiento como empresa, volvería a sentirme con fuerzas. Así que Jhon y yo dejamos el coworking y nos alquilamos un despacho privado demasiado caro, donde además las condiciones eran totalmente abusivas. Además de eso, invertimos mucho dinero en una buena web. Pasaron unos meses y empecé a ahogarme de nuevo, ahora, además, tenía una carencia económica brutal.

No me sentía cómoda con los clientes que tenía, ni con el tipo de trabajo que hacía para ellos, no me sentía cómoda en el espacio donde trabajaba, y sostenía sobre mi espalda una estructura de costes totalmente insostenible. Entonces pensé que era el momento de contratar a alguien que me ayudara a salir de ahí.

Error 3. Pensé que necesitaba cambiar completamente mi oferta para ser más feliz al frente de mi empresa.

Hice una mentoría que me abrió un mundo, me mostró una nueva forma de hacer negocios. Empecé a hacer mis propios lanzamientos, a desarrollar servicios online, y tomé decisiones drásticas en cuanto a la reducción de gastos. Entre otras, me mudé lejos de la ciudad.

Pensé que con eso bastaría: nuevos servicios, menos gastos… ¡Crecimiento y felicidad!

Pero pronto me di cuenta de que nada de eso era suficiente. Ahí entendí que no importaba en absoluto qué precios cobrara, cuánta estructrua soportaraa, ni qué servicios ofreciera en mi empresa. Nada de eso tenía la más mínima importancia si no era como consecuencia del reconocimiento, por mi parte, hacia mi propio trabajo.

Lo que me enseñaron estos errores…

Entonces lo entendí: nunca crecería, nunca sería feliz al frente de mi empresa, a menos que me dispusiera a escuchar, a quererme dentro y fuera de mi proyecto.

Y entonces desarrollé mi propia forma de escucharme, mi propio método para construir en mi empresa esa felicidad que llevaba años persiguiendo. Un método que, por supuesto, tiene en cuenta los precios, los servicios y la estructura de mi negocio, pero que no parte de ellos.

Ahora comparto ese método con otras emprendedoras, para que ellas, vosotras, también reconozcáis vuestro camino y disfrutéis de un crecimiento real, respetuoso y alineado con vosotras.

¿Eres una Emprendedora Sensible?

Si tú también eres #UnaEmprendedoraSensible, si tú también andas buscando una forma más equilibrada de hacer crecer tu empresa, te invito a un café virtual.

Quiero que nos conozcamos, quiero que veamos juntas cuáles son los siguientes pasos que debes dar para que tu empresa crezca de forma equilibrada y, si soy la persona indicada para acompañarte en ese proceso, quiero contarte cómo podemos hacerlo.

Para reservar tu sesión de Foco&Crecimiento, nuestro café virtual, solo tienes que completar este cuestionario. ¡Te espero del otro lado!

¡Impulsa los resultados de tu empresa ahora!

Contacta con nosotros y descubre cómo empezar a desarrollar tu plan de crecimiento.

Contacta